Atrévete con una app de gamificación y, ¡pon a jugar a tus empleados!

¿Sabías que en el año 2025 los milennials representarán el 75% de la fuerza laboral mundial? ¿Y que los centennials son la primera generación 100% digital? Ante la irrupción de estas nuevas generaciones, que ya han empezado a incorporarse en las empresas marcando una nueva era de transformaciones, muchas organizaciones han visto la necesidad de adaptar sus proyectos formativos a las necesidades de este nuevo colectivo. ¿El objetivo? Afrontar el gran reto de atraer y retener al mejor talento, que busca beneficios que antes no eran una prioridad. Pero ¿cómo conseguirlo? ¡Con una app de gamificación!

Debido al auge de las nuevas tecnologías, los milennials y centennials han desarrollado nuevas pautas de aprendizaje lúdicas, sociales y colaborativas que requieren de nuevas metodologías adaptadas a sus costumbres. Estos nuevos perfiles tienen un nuevo lenguaje provocado por el uso de las redes sociales, interactúan mejor con contenidos breves y demandan espacios de trabajo digitales, accesibles también desde su smartphone. En este sentido, abandonar la idea de formación corporativa a través de plataformas tradicionales y apostar por una app de gamificación, es la mejor opción para conectar, motivar e involucrar a los nuevos perfiles de empleados

6 pasos para una formación gamificada que enganche a tus empleados

1. Preguntas y respuestas

Sí, ¡has leído bien! El primer punto, y uno de los más importantes, es el formato de ‘preguntas y respuestas’. Y es que toda accción formativa gamificada tiene que estar basada en un contenido diseñado a modo de cuestionario, para conseguir un aprendizaje ágil y breve que enganche al alumno. Pero ¡no te asustes! No se trata de un test a modo de examen, si no más bien de una divertida batería de preguntas sencillas, con un diseño muy visual, que al ser contestadas ofrezcan una recompensa directa: feedback, puntos y niveles o hitos.

Recomendación fit: no incluyas más de 250 preguntas, elige entre 4 o 6 categorías y configura menos de 10 niveles.

2. Rankings

¡Entremos en el juego! La gamificación mejora los resultados de una formación si el usuario puede comparar sus resultados con otros participantes. Los rankings ayudan a posicionar a los empleados dentro de la formación, pero para evitar que puedan surgir discriminaciones entre compañeros, lo más eficiente es crear diferentes niveles que permitan tener una mayor representación.

Recomendación fit: crea diferentes rankings personalizados para motivar a tus usuarios a continuar con la formación. Por ejemplo, puedes diseñar un ranking general de puntos (los diez primeros) donde estarán los mejores de toda la compañía, otros adaptados a diferentes objetivos (los más rápidos, los más precisos, los que más saben) o incluso rankings por grupos o por departamentos.

3. Retos

¡Reta a tus colaboradores! ¿Te atreves? Los retos añaden diversión al aprendizaje, generan viralidad del contenido, la gamificación se multiplica y, en consecuencia, los resultados aumentan exponencialmente. ¡Todo ventajas!

Recomendación fit: promover retos asíncronos para que cualquier empleado pueda enviar y contestar retos en cualquier momento y lugar.

4. Microlearning

La manera en la que los nuevos empleados consumen el contenido está cambiando radicalmente. Según el estudio ‘Meet the Modern Learner’, solo un 1% de una semana de trabajo regular es lo que un empleado dispone para el aprendizaje y el desarrollo. Los empleados ahora están más abrumados, tienen menor capacidad para estar concentrados y son más impacientes. De esta manera, los microcontenidos se perfilan como la mejor opción para la formación gamificada, ya que esta metodología facilita la retención de conocimientos. 

Recomendación fit: apuesta por un micro contenido en diferentes formatos, que genere impacto visual y que sea memorable para el usuario. Por ejemplo, fichas, gráficos, infografías, videos, audios, etc…

5. Personalización

La personalización es clave si queremos que nuestra formación sea todo un éxito. Una customización del contenido, que se adapte a los diferentes usuarios, ofrece una mejor experiencia de aprendizaje para tu empleado.

Recomendación fit: personlaliza tu app gamificada en todos los niveles (textos, módulos, imágenes…) y de manera diferente para cada perfil (director comercial, trade marketing, etc) para que la experiencia en la app gamificada se adapte al lenguaje real de tus colaboradores.

6. Aprendizaje social y colaborativo

Por último, no dejes de lado tu parte más social y colaborativa. Dar la posibilidad al usuario de poder agregar contenido como favoritos, añadir nuevos recursos formativos, compartir o chatear en grupo aporta mayor compromiso a la formación, y mejora los resultados pedagógicos.

Recomendación fit: A la hora de diseñar tu formación y app gamificada ten en cuenta todas las funcionalidades sociales y colaborativas. Fomenta que tus empleados opinen, den feedback y en definitiva… ¡hagan suyo el aprendizaje!

¿Te animas a crear tu app de gamificación? Si todavía tienes dudas de por qué apostar por una aplicación para la formación de tus empleados, o si sencillamente necesitas conocer cómo utilizar la gamificación en tu proyecto formativo… accede a nuestro webinar y descubre todo lo que la gamificación puede hacer por tu empresa.

webinar_cómo_utilizar_la_gamificación

Bizfit

Bizfit

Enjoy fitting your workplace!

Ver más entradas de Bizfit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • He leído y acepto la Política de privacidad de Bizfit Cloud S.L. Acepto recibir comunicación comercial e informativa por cualquier vía, incluida la electrónica, y que mis datos sean cedidos al resto de empresas del Grupo Bizpills.